Cómo Cultivar Lechuga Orgánica En Casa

11/11/2015

 

Por Verónica Reynoso, Vía Orgánica A.C.
La lechuga es una hortaliza muy sencilla de cultivar en casa, se adapta a muchos espacios y contenedores. Entre sus múltiples cualidades, contiene vitaminas (A, B, C y E), antioxidantes, baja en carbohidratos y más. En este artículo aprenderás cómo cultivar lechuga en casa, beneficios y algunas recetas para que prepares tu hortaliza fresca.

 

Lechuga. Por Vía Orgánica

Lechuga. Por Vía Orgánica

 

Variedades

 

La lechuga es una hortaliza que tiene infinidad de variedades, desde su forma, color, tamaño y sabor. Existen cientos de variedades, en la siguiente tabla se mencionan algunas y sus características.

 

Nombre Característica Fotografía
Iceberg (Crispino) También conocida como bola. Color verde claro a intenso. Sabor jugoso y suave. Lechuga Iceberg
Lollo Rossa Sabor y textura suave, color verde con orillas rojizas. Se adapta bien para condiciones de media luz.  Lechuga lollo rossa
Vulcan Sabor suave, color rojizo con base verde.  Lechga Vulcan
Jericho Variedad romana, para consumo por hoja o completa. Color verde claro.  Lechuga Jericho
Cherokee Variedad romana, su color es rojo oscuro y resistente al calor.  Lechuga Cherokee
Radicchio Sabor amargo y picante. Puede cocinarse a la parrilla o al horno.  Radicchio

 

Siembra

 

Semilla de lechuga. Por Earthbound Farm (Flickr)

Semilla de lechuga. Por Earthbound Farm (Flickr)

 

La lechuga es una de las hortalizas más sencillas de crecer en casa. Se adapta a distintos espacios y climas, prefiere medio sol o completo y un suelo rico en nutrientes. Debemos tener un suelo bien drenado, podemos utilizar una mezcla de tierra negra y tierra de hoja. Las semillas de la lechuga son alargadas (0.5mm) y pueden ser de color café oscuro o claro.

Existen distintas formas de cultivar nuestras lechugas en casa, puede ser siembra directa o de trasplante.
– Siembra directa. En este método vamos a utilizar camas de cultivo o contenedores como huacales o cajas con una profundidad mínima de 30cm. La mezcla de suelo debe tener un buen contenido de materia orgánica y un drenaje eficiente. Nivelar bien el suelo y trazar surcos (1-2cm de profundidad) a lo largo del contenedor con una separación entre surco de 8-10cm. Colocar la semilla de lechuga con una separación entre 1-2cm, después cubrir los surcos con el suelo que quedó al lado de las semillas. Riegue su contenedor al terminar de sembrar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *